11 dic. 2014

Los influyentes del románico

Las iluminaciones inglesas y las fuentes carolingias
Las producciones del sur de Inglaterra fueron, junto con las obras otonianas, las herederas más directas de la estética carolingia, aunque de un modo radicalmente diferente. Mientras que en el Imperio germánico las referencias fueron los manuscritos ejecutados para Carlomagno, y sobre todo para Carlos el Calvo, las fuentes de las scriptoria de mayor jerarquía, como Winchester o Canterbury, fueron preferentemente las escuelas de Reims o de Metz, cuyas iluminaciones se caracterizaban por un gran virtuosismo. La elección de colores vivos y de gran contraste contribuía a elaborar un arte original.

Estela con inscripciones rúnicas, Statens Historiska
Museum, Estocolmo (siglos VIII - IX)
El mundo escandinavo
Los estados nórdicos, aunque ya eran cristianos, permanecieron fieles a formulaciones más abstractas, como los entrelazados zoomorfos, que se practicaban desde tiempos antiguos en las artes en metal. La ausencia de manuscritos no permite compararlas con las obras contemporáneas del continente o de las islas Británicas. Solamente ciertas estelas funerarias presentaban decorados más complejos y algunas inscripciones en caracteres rúnicos, un tipo de escritura específica de los pueblos del norte. Estas estelas, grabadas en tenues relieves, representaban a veces figuras humanas o animales, reducidas a un contorno esquemático.

La impronta bizantina en Italia y el arte mozárabe en España
Italia era la imagen misma de la diversidad. En el Sur, en los alrededores de los scriptoria tradicionales, se desarrollaron centros marcados por el estilo bizantino. De ellos salieron imágenes muy ricas, que, a menudo, se caracterizaban por un abandono de la tridimensionalidad. 

La majestad de Sainte-Foy, iglesia de Sainte-Foy
de Conques, Aveyron (siglo IX)
La España cristiana, aunque heredera de la antigua tardía, también rechazaba el arte ilusorio. El contexto de la lucha contra el invasor musulmán explica la proliferación de dos categorías de libros ilustrados: las Biblias y, principalmente, los comentarios del Apocalipsis redactados en el siglo VIII por Beato, un monje de Liébana. El éxito de texto apocalíptico se debió en parte a su contenido profético, que anunciaba la victoria del Dios de los cristianos.

Desde el punto de vista decorativo, el arte mozárabe se inspiraba a veces en el arte islámico, pero su rechazo a la tridimensionalidad no estaba necesariamente ligado a la prohibición figurativa que imponía el arte islámico.
, sino que correspondía más bien a una decisión técnica. Todos los elementos de las representaciones mozárabes estaban yuxtapuestos y algunas figuras arquitectónicas concebidas en tres dimensiones, como la Jerusalén celeste, mostraban sus paredes deliberadamente inclinadas hacia adelante. Así, el arte de Europa en torno al año mil se formó a partir de sumar estilos, pero de un modo original.





Un saludos a todos, espero que os animéis con el arte románico, y, paralelamente, pronto el islámico.

Atte.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Y tú, ¿qué opinas?