1 ene. 2013

El arte romano I

Surgido entre los siglos III y I a.C, el arte romano no era fruto de la admiración por el arte, sino más bien como modo de propaganda a los grandes emperadores, quienes mandaban construir grandes monumentos con los que el pueblo romano siempre los recordara.

Claramente influenciado por el arte etrusco-itálico, el arte romano evolucionó del realismo de los retratos etruscos, al verismo romano, el realismo llevado al extremo, y también tomó el relevo de la antigua técnica de fundición del bronce, considerada la más perfecta del mundo antiguo.

El helenismo ocupa otro gran papel en el arte romano, claramente influenciado por este, debido a la invasión romana en Grecia. Los romanos destruyeron o perdieron la gran mayoría de las obras griegas, y trasladaron a los artistas griegos a Roma

El orador, o Aulo Metelo

EL MOSAICO ROMANO

Aunque todo el mundo conoce de primera mano el mosaico romano, realmente no debemos el origen de este a los romanos, sino a los griegos, ya que existen obras griegas en mosaico. Hechos con pequeños cubos de material duro, así como piedras y pasta de vidrio, llamados teselas.

El arte del mosaico romano llegó a expandirse hasta el punto de crearse escuelas con diferentes estilos y en las cuáles dominaba una temática particular.

  • El primer centro se encontraba en las antiguas colonias de Campania. Mosaicos policromados, compuestos por cuatro o cinco colores.

  • La escuela situada en Roma se vio influenciada, aunque se desvió por el camino de la bicromía.

  • En las afueras de roma, destacaron las escuelas africanas y oriental. La primera se distinguió por su calidad técnica, por el cuidado de los matices cromáticos y sus temas, tanto cotidianos como mitológicos.

  • La oriental fue menos homogénea, aire helenístico, y un gusto por lo ilusorio que lo acercaba más a la pintura.



La batalla de Issos
 
LA PINTURA ROMANA

A finales del siglo II a.C. los frescos eran una parte indispensable de la decoración artística.

La principal atracción pictórica de la Roma antigua era Pompeya, la cual ha aportado la gran mayoría de frescos que han llegado a nuestros días. La erupción del Vesubio, que propició una lluvia de ceniza que sepultó a la longeva ciudad y todo lo que se encontraba en ella, ya fuera vivo o inerte. Esto ayudo en un proceso de congelación espacio-temporal, por llamarlo de alguna forma, el cuál conservó toda la ciudad impasible ante el paso del tiempo y su maza demoledora.

Poco realista y fidedigna a la realidad, no en vano reflejaba con fidelidad la sociedad pompeyana y las costumbres de una civilización que eligió este estilo pictórico como su favorito, sin importar las características que hoy en día consideraríamos carencia en muchos aspectos.

Triclinio de la casa de los Vettii



Esa ha sido la primera parte del arte romano, iré publicando más con el paso de los días. Si queréis saber algo en concreto, tan solo comentadlo aquí o dejadme la sugerencia en mi twitter https://twitter.com/porelamordelart.

Deseo que os guste y os resulte interesante y de gran utilidad.

Felliz año y un fuerte abrazo.

Atentamente, F. Lirola

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Y tú, ¿qué opinas?